Buscar este blog

miércoles, marzo 10, 2010

Sindicalistas Atorrantes

Atorrante es una expresión rioplatense que refiere a una persona que es vaga, perezosa o dormilona. La palabra surge cuando construyeron las alcantarillas en Buenos Aires, ya que una de las empresas que colocaban los enormes tubos para los desagües era "A.Torrant", y algunos obreros aprovechaban a dormir ("atorrar") en esos lugares durante la jornada de trabajo.

Los miembros del Sindicato de Taxistas parece que también quieren "atorrar", pero no debajo del pavimento sino sobre éste.

Se niegan al uso del GPS ya que implica un “Control sobre la producción”, “persecución al trabajador”, y “presiones por productividad”, son algunos de los elementos que se manejan desde el Sindicato Único de Automóviles con Taxímetro y Telefonistas (Suatt) para oponerse al nuevo aparatito que maneja los viajes, según dijo a El Observador el dirigente del sindicato, Sergio Pereira.

Losada explicó que los trabajadores van “regulando” su jornada, por lo que a veces ponen el sistema en “descanso” porque “al final de su día de trabajo ya no quieren tomar un viaje que no saben a dónde los va a llevar”, o porque “van a buscar relevo”, o porque a veces, en el Centro, “prefieren tomar el pasajero en la calle”.

Esto es absurdo por dónde se lo mire: Atenta contra la calidad del servicio al cliente, es mejor para el conductor que evita la molesta radio y tener que anotar los viajes mientas conduce, le da más seguridad al taxista y su pasajero en caso de riesgos o accidentes, y además mejora la performance del coche pudiendo evaluar kilómetros recorridos, consumos y tiempos.

Los sindicalistas deberían presionar a la IMM y al Gobierno para que sus patrones puedan comprar mejores y más cómodos taxis que los benificie a ellos y sobre todo a los clientes. Para ello sería necesario que bajen los impuestos de importación, la patente de rodados, que eliminen el monopolio de Ancap, liberalicen el precio de los combustibles y permitan una mayor flexibilidad laboral

En Argentina es muy común que el "empleado" le "alquile" el auto al patrón por un dinero fijo por día. Todo lo que recaude por sobre ese monto, es para el empleado. Con este sistema no creo que alguien piense en dormir la siesta cuando hay trabajo. Descansará cuando éste merme.

La cultura del atorrante le hace mucho daño a la sociedad. El primer perjudicado es el propio empleado que la aplica.. No creo que esta persona que quiere "atorrar" durante sus 8 horas de trabajo, sea luego una persona emprendedora en su casa, en su comunidad o en su iglesia. Es altamente probable que sea un atrorrante en todos los ámbitos de su vida.

Y si bien los atorrantes tienen mucho para decir, también es cierto que tienen muy poco para hacer y evidentemente no tienen nada digno que imitar.

4 comentarios:

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Pablo Fabris dijo...

Guillermo:

Te felicito por tu blog. Esta muy bueno y siempre que puedo lo visito. Cuantas verdades!.
Abrazo grande

Pablo Fabris.

Rodrigo dijo...

Guillermo...
Siempre com assuntos atuales que sieven para Brasil tambien.
Como Pablo Fabris siempre que puedo lo visito.
"Saudades" de tu hermano brasileiro.
Rodrigo Jobim

Guillermo dijo...

Estimado Pablo y Hermano Rodrigo,
Muchas gracias por sus comentarios. Hay que sembrar una nueva cultura del emprendimiento, la responsabilidad individual y la libertad.
Y hay que hacerlo en todos los ámbitos: la empresa, la familia, un cumpleaños de un amigo y un Blog.
Piano, piano si va lontano.
Un fraterno abrazo.
Guillermo