Buscar este blog

sábado, marzo 28, 2009

¿Defender o Estimular la Homosexualidad?

Bajo el karma protector de la no discriminación, ya prácticamente no se puede hablar de la homosexualidad, y ni se le ocurra decirle a alguien "marica" porque puede literalmente ir preso.

Defender el derecho de un individuo a decidir sobre sus opciones sexuales, políticas o religiosas, es parte de la esencia de una sociedad liberal y del modus vivendi de un liberal. Como dijo Voltaire: "No comparto tus ideas, pero daría mi vida para que puedas expresarlas." Pero de ahí a promoverlas con recursos gubernamentales, hay un abismo.

El spot de la ONG Ovejas Negras "Beso a beso" que promueve el MEC, linda entre ser un mensaje a favor de la no discriminación a ser un mensaje a favor de la homosexualidad. Y aquí está la sutil y gran diferencia: si optaste por ser homosexual, te vamos a respetar y a no discriminar. Pero si eres un adolescente que estás definiendo tus opciones sexuales, no parece oportuno mostrar la homosexualidad como una alternativa en un pie de igualdad con la heterosexualidad. No es lo mismo "que sea cura, colchonero, Rey de bastos, caradura o polizón".

Algo similar sucede con los drogadictos. Obviamente que tienen "derecho" a drogarse mientras no afecten la vida de quienes los rodean. Pero remover de su puesto de trabajo a un piloto de avión o aun médico que se drogan, no es un acto de discriminación hacia el trabajador sino que es un acto de protección hacia el pasajero y hacia el paciente. Son ellos las víctimas, no los victimarios.

No están claras las causas de la homosexualidad y desde hace años no se considera una enfermedad. Pero la mayoría de los casos que conocemos vemos que se trata de personas que tienen alteraciones fisiológicas u hormonales o han pasado por alguna experiencia que los ha llevado a toamr esa opción.
Así tenemos el mediático caso del modisto argentino Piazza que declama a los
4 vientos su condición de homosexual y la exhibe sin tapujos y también nos
cuenta con crudeza cómo era violado por su padre y por su hermano cuando niño y cómo ahora su hermano se viola a su hijo, es decir, al sobrino de Piazza. No parece ser ésta una familia "normal".

Si al Ministerio de Educación y Cultura le parece muy bueno mostrar el spot donde dos lesbianas por un lado, un hombre y un travesti y dos hombres por otro, se están besando en espacios públicos, podría también mostrar a ese mismo travesti como era violado de niño, a la lesbiana como era golpeada por su novio y a los dos hombres como eran sobreprotegidos por sus mamitas. O tal vez no sean éstas las causas de su homosexualidad y nos cuenten qué tuvieron en cuenta para tomar una decisión racional que los llevó a sentirse "protegidos", "amados" y "penetrados" por alguien del mismo sexo.

Tal vez de esa manera podamos tener un panorama más cabal sobre las causas de la homosexualidad y no sólo sobre sus consecuencias. El Ministerio debería ayudarnos a entender la base del iceberg y no sólo mostrar su punta. Si me ayudan a comprender las bondades de la homosexualidad tal vez pueda recomendarle a mis tres hijos varones cómo encontrar su pareja ideal: es probale que les sugiera buscarla en el vestuario del equipo de rugby en vez de hacerlo en el baile del sábado.


Dr. Guillermo Sicardi

7 comentarios:

Santiago Torres dijo...

Me parecen desafortunados los ejemplos. Comparar una drogadicto con un homosexual no tiene NADA que ver. En primer lugar, porque la homosexualidad NO es una opción. Decime, Guillermo: ¿cuándo te decidiste ser heterosexual? ¿Verdad que nunca? Bueno, los homosexuales tampoco. Así que no compares lo que no es comparable. Diferente es el asunto del clip de Ovejas Negras. Creo que Canal 10 tiene el soberano derecho a decidir qué pone al aire y qué no. Pero tus "comparancias" son infelices y revelan falta de empatía (que no quiere decir "simpatía", como muy bien lo sabés).

Guillermo dijo...

Santiago,
La idea no era equiparar las opciones del drogadicto con las del homosexual, por eso puse "algo similar sucede con ..".
Lo que si quise comparar son los mal llamados casos de "discriminación" con unos y otros. No es discriminación bajar del avión a un piloto drogado ni es discriminación explicarle a mis hijos varones que no es lo mismo que tengan novio que novia.

Santiago Torres dijo...

Tus hijos no van a tener novio o novia por lo que vos les digas porque, como te dije en el mensaje anterior, la orientación sexual no se elige. Lo que podés elegir es si vivís tu orientación abiertamente o en la clandestinidad. Pavada de diferencia. Y lo que vos podrías hacer como padre, a la hora de elegir, es si apoyás a un hijo tuyo en la vivencia de su identidad o lo empujás a sentir vergüenza de sí mismo. El ejemplo del piloto es, justamente, lo que yo calificaba, para el caso, como desafortunado. Obvio que bajo al piloto. El punto es que el piloto es una profesión, por tanto algo que uno ELIGE. La homosexualidad no se elige, como no se elige la heterosexualidad. Te reitero: ¿qué día fue el que elegiste para ser heterosexual? ¿Verdad que ese día no existió?

Santiago Torres dijo...

De paso: el clip de "Ovejas Negras" (berreta en mi opinión) no va a inducir una orientación sexual. Esa esa la fantasía absurda de los que no se sientan a pensar lo que te dije antes.

Guillermo dijo...

Santiago,
Con respecto a tu pregunta ¿qué día fue el que elegiste para ser heterosexual? te respondo: todos los dias.

Todos los días elijo que SER y que HACER. Y esas elecciones las hago basadas en ciertos principios y lo hago usando mi mente racional. Por eso se trata de una "opción", de lo contrario no lo sería.

Tu argumento es que las personas no tienen la opción de elegir su orientación sexual, que esta viene "dada" por condiciones genéticas o psicológicas. Comparto que una gran parte de los homosexuales lo son por este factor, pero no todos.

Y si es así, no me hablen entonces de "opciones" sexuales, puesto que no has habría.

Ergo: si hay opción, ésta debe ser tomada por una mente racional en uso de sus facultades. Y esa opción no me la pueden presentar desde el gobierno o desde donde sea, como en un pie de igualdad: no es lo mismo para mis hijos varones tener novio o novia. No lo es.

Y si el homosexual no pudo elegir, que me expliquen las causas: o son genéticas o fisiológicas (y ahí hay poco para hacer)o son psicológicas. Y en este caso, el que se siente homosexual porque la mamita lo vestia de rosado y lo sobreprotegía, bien que puede cambiar esa imagen de sí mismo. Si lo desea y si trabaja para ello.

La clave amigo, es si tiene "libertad" para elegir. Y yo creo que en estos casos la tienen. Y optar por la homosexualidad es una alternativa errada. Y por lo tanto voy a combatir para que no opten por ella mis hijos ni para que la difundan como buena. Y eso no es discriminar. También creo que votar al Pepe Mujica es un gran error, pero no lo discrimino, simplemente no opto por él.

No confundamos los términos. Que no se aprovechen ni los homosexuales, ni los negros, ni las mujeres, ni los judíos, ni los gordos, ni los emigrantes, ni quien sea, para sentirse discriminados cuando se dicen cosas que a esos grupos no les gusta oir.

Santiago Torres dijo...

Creo que hay nuevamente una confusión, Guillermo. La orientación sexual de una persona no es una elección, es una pulsión. Sí es una opción qué hacer con esa pulsión y ahí sí puede haber un debate (otro debate diferente). Vos no elegís todos los días qué te erotiza. Lo que elegís, sí, es qué hacés con ese impulso. ¿Vos optás si vas a sentir atracción por una mujer o por un hombre? ¿Verdad que no tenés que optar por eso?

Guillermo dijo...

Correcto Santiago, todos los dias me veo sometido a estímulos diversos y ni que hablar de las hermosas mujeres que uno se cruza en cada esquina. Obviamente me viene la "pulsión" de devorármelas ... pero allí actúa la razón y los valores, y es allí donde opto. Es allí donde la razón controla la emoción. Y es allí donde soy LIBRE. Antes no lo era. La emoción o la pulsión era la que me guiaba. Por eso hace 22 años que estoy casado con la misma mujer y es con la única con que duermo. Ha sido y es mi decisión, oportunidades de hacer otra cosa siempre tuve y tengo. Pero opto. Abrazo. GS